viernes, 2 de mayo de 2014

Leyenda de la Playa de las Catedrales.

     Cuenta la leyenda que entre los enormes pasadizos de una de las rocas de esta playa en Ribadeo, duermen las almas de muchos marineros que fueron seducidos y hechizados por el canto de las sirenas.

     Dicen que el enorme arco que se adentra en el mar, es la puerta que divide los dos mundos y que si logras presenciar una puesta de sol en el momento en el que la marea llega a su límite más bajo, los dioses estarán a tu lado para complacer el deseo que formules en ese momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario